EXPOSICIÓN: "MATERIALES MÍNIMOS", ROBERTO DÍEZ, VICENTE ALCÁZAR Y MIGUEL G. MORENO > 19 ENERO - 18 FEBRERO de 2006


PIEDAD POR LOS RESTOS
–Eugenio Castro–

El tiempo de la vida, por lo menos en una de sus fracciones, sostiene la "aventura de taller" de Vicente Alcázar, Roberto Díez y Miguel Moreno. Me atrevo a cargarles con tal título (bajo mi entera responsabilidad), porque con él expreso de la mejor manera posible una camaradería que en ese espacio se ha venido sucediendo hasta hoy mismo desde hace quince años; y para hacer notar que a ese tiempo se vincula un tiempo de creación más que de representación (de poesía más que de filosofía). Esta camaradería no conlleva la constitución de un grupo de artistas en sentido programático, por mucho que en alguna ocasión haya decidido aparecer públicamente como "Piamonte 12" en unión de Imanol Bértolo y Toshiro Yamaguchi. Sin embargo, no puede negarse -y sin poder precisar qué precede a qué- el elevado grado de interés común de los tres artistas en la forma, en el proceso, en la materia como para arriesgar en decir que entre ellos sí que existe una importante afinidad colectiva.

En base de lo sugerido adquiere, pues, esta exposición su mayor razón de ser, puesto que celebra -en el sentido propio de ceremonia- una comunidad de ideas cuya última consecuencia es la de un contagio fecundador, tanto individual como comunalmente, sin dejar de considerar en ello sus propias crisis.

No obstante, desearía manifestar que a esa afinidad se suma -si esto no supone excederme demasiado en la confianza- una disposición de espíritu que les confiere una identidad y les otorga un carácter. Me refiero a una piedad por los restos que se concreta en la elección de unos materiales y en el cuidado exquisito y solidario que les prestan, de donde se infiere el propósito de recibir, asimismo, de ellos sus bondades, de compartir la dignidad y "el lujo de su pobreza" (E. C.).


(...)

TEXTO COMPLETO


- - - - - - - - - - -

–Mauricio Navia A.–
Coordinador del Instituto de Investigaciones de Filosofía y Estética
ULA -Mérida- Venezuela

Las claves para entender los lenguajes de Vicente Alcázar, Roberto Díez y Miguel Moreno deben encontrarse en estas actitudes estéticas fundamentales que ellos alcanzaron de un modo excepcional en casi 20 años de reflexión y trabajo en los hilos contemporáneos cotidianos de un taller en el corazón de Madrid.

Estos artistas no pintan ni instalan ni ensamblan ni esculpen ni accionan ni graban..., sino hacen filosofía. Pero hacen filosofía desde la óptica de una estética que quiere repensar, deconstruir y experimentar radicalmente los conceptos básicos de la filosofía-estética actual. Ellos experimentaron los sentidos de la desmaterialización extrema de la obra reduciéndola a desechos de cartón, madera y papel no intervenidos. Experimentaron la destitución de toda representación e imagen para quedarse con el mínimo de la línea o el texto. Experimentaron la disolución de lo visual y la diseminación de todas las "expresiones" ahora comprendidas como interpretaciones. Experimentaron íntimamente el abandono del sujeto artista (genio) en favor de hombres cotidianos de un barrio madrileño que habitan el arte desde la filosofía. Experimentaron la deslegitimización del formato máximo y mínimo, en la verdad o veracidad del evento de arte que se sostiene solo, desde lo que las cosas y elementos reclaman y abren, antes que en prejuiciosos conceptos del circuito del mercado.

(...)

TEXTO COMPLETO


 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   


c / ZURITA 3 - 28012 MADRID / ESPAÑA - tfno. / fax. (+34) 91 467 25 19 - 660 863 457